Tipos de suelos más utilizados en el entorno de la piscina

1210

Cuando tenemos una piscina o cuando decidimos construir una, no solo resulta importante valorar el diseño de la piscina por si sóla sino también, en conjunto con su entorno. Por ello resulta tan importante elegir bien qué material y qué efecto queremos conseguir.

Afortunadamente, las opciones que nos ofrece el mercado son múltiples pero en este artículo queremos hablaros de las opciones generales más habituales a la hora de acondicionar el suelo en el entorno de nuestra piscina. Son las siguientes:

  • PIEDRA. Natural, reconstituida, porcelánico, gres…
  • MADERA. Natural o tecnológica. Tratada o sin tratamiento…
  • PAVIMENTOS CONTINUOS. Suelo creado in situ con efecto a continuidad en la supercie. Impreso, sin prácticamente juntas de unión, dependiendo del material y la instalación realizada…
  • CÉSPED. Natural o Artificial, con las ventajas e inconvenientes de cada uno.
  • COMPOSITES. Suelos artificiales prefabricados basados en materiales como caucho, gomas o diferentes resinas, con tacto algo blando, ideal para superficies en las que resulta habitual que estén niños pequeños.

Un aspecto importante a tener en cuenta, sea cual sea el tipo de suelo elegido, es su características antideslizantes, tan relevantes cuando estamos hablando de entornos húmedos como lógicamente es una piscina.

Sirva este artículo como una pequeña referencia a la hora de valorar alternativas para el entorno de nuestra piscina. Eso sí, recomendación; Piensa en ello, piscina y entorno, como un todo. De este modo, serás capaz de conseguir diseños y efectos increíbles que harán destacar aún más todo el conjunto.

TIENDAS DE PISCINAS

Poolaria